lalisandi

Desvelando el enigma de los CIE

In Aquí on March 15, 2013 at 8:40 am

yussif¿Cuántas instalaciones para retener a inmigrantes sin papeles existen? ¿Dónde están? ¿Cómo se las denomina? ¿Cuántas personas se detuvieron a lo largo de los últimos tres años por cuestiones relacionadas con la inmigración? ¿Cuántas de ellas eran menores? ¿Cuántas eran solicitantes de asilo? Estos son algunos de los datos que las organizaciones Access Info Europe y Global Detention Project pidieron entre ayer y hoy a los gobiernos de un total de 33 países, los 27 miembros de la Unión Europea más Noruega, Finlandia, Suiza, Rusia, Canadá y Estados Unidos. El propósito de la campaña es doble, según explica Lydia Medland, investigadora y coordinadora de campañas en Access Info: construir una imagen real y comparativa de la situación y valorar la transparencia con la que los gobiernos desvelan el enigma de los CIE, como se llaman en España a los Centros de Internamiento de Extranjeros. En el territorio español hay siete en funcionamiento, tras el cierre del de Fuerteventura y el de Málaga. Lo que no se sabe con exactitud es cuántas personas han pasado por ahí y cuantas han sido devueltas a sus países de origen, además de otros muchos datos. 

La campaña lanzada conjuntamente por ambas organizaciones parte de la base de que la transparencia es aún más necesaria cuando lo que hay en juego son los derechos humanos. “Los internamientos relacionados con la inmigración son de especial importancia, ya que están derivando en una violación generalizada de los derechos en Europa”, alerta Medland. Michael Flynn, fundador del Global Detention Project, que forma parte del programa para el estudio de la Migración Global del Graduate Institute de Ginebra, recuerda a su vez que “la retención de inmigrantes se ha convertido en una herramienta clave usada por los estados para controlar la migración”. Sin embargo, el secretismo administrativo suele ser la norma en algunos países: no está claro cuántos centros de retención existen en el continente europeo ni a cuántas personas albergan ni en qué condiciones. Sí se sabe, en cambio, que las legislaciones varían de un sitio a otro, y que algunos ordenamientos jurídicos no tienen normas claras, lo que según ambas organizaciones causa indefensión en los retenidos (privación de libertad, ausencia de limitación del encierro y/o escasas posibilidades de impugnar su retención ante los tribunales).

Aunque el Global Detention Project está construyendo desde el año 2006 una base de datos en la que recopila el número, crecimiento y tipología de las instalaciones de detención, así como mucha información relacionada, queda mucho por saber. “El motivo de la campaña es precisamente la falta de información verificable”, explica Lydia Medland. ”Es difícil tener una visión global de lo que está pasando en Europa”.

La web del Global Detention Project dedica un apartado a cada país, con la información que ha podido recoger, proceda de la propia administración (a menudo vía preguntas parlamentarias) o, en muchos casos, de la sociedad civil, organizaciones de derechos humanos, testigos o noticias de prensa  Ese es precisamente lo que pasa en España, según subraya el Global Detention Project, que ha actualizado recientemente la situación en el país: “La opacidad de las detenciones de inmigrantes en España se evidencia por la ausencia de datos públicos sobre las operaciones de detención y el débil control parlamentario.”

De las estadísticas que ha conseguido, se puede deducir que el promedio anual de personas extranjeras expulsadas y devueltas a sus países de origen ronda la mitad de las detenidas en los CIE, al menos eso es lo que pasó en 2009 y 2011 (6.825 de un total de 13.241 en 2011 y 8.935 de 16.590 en 2009). Un pico llama la atención, el que se produjo entre diciembre de 2011 y marzo de 2012, cuando cerca de 4.000 personas fueron encerradas en los nueve CIE en funcionamiento en ese momento (Algeciras, Barcelona, Madrid, Málaga, Murcia, Valencia, Las Palmas, Tenerife y Fuerteventura) y hasta 2.357 fueron expulsadas de España.

La campaña tiene como objetivo llevar a cabo un estudio comparativo sobre los distintos regímenes de detención y obtener información que pueda proporcionar pruebas a las víctimas y a los defensores de derechos humanos y promover el debate público y transparente sobre esta cuestión. “Es sumamente importante para la sociedad civil estar al corriente sobre dónde están siendo retenidos -y en qué condiciones- los inmigrantes y demandantes de asilo”, opina Flynn en el comunicado de lanzamiento de la investigación.

Las preguntas, articuladas en dos solicitudes de información sencillas y claras, se han enviado a las autoridades competentes vía email, a través de formularios públicos online o utilizando herramientas ciudadanas digitales especialmente diseñadas para promover la transparencia y el acceso a la información pública. Este es el caso, por ejemplo, de la petición que Lydia Medland ha enviado a la Agencia de Fronteras del Reino Unidos vía What do they know.  En el caso español, se ha preguntado al ministerio del Interior a través de Tu derecho a saber, un proyecto conjunto de Access Info Europe y la Fundación Civio para facilitar que cualquier ciudadano pueda solicitar información a cualquier institución pública española sin dificultades.

La campaña pretende también poner a prueba el nivel de transparencia que existe en las políticas de control de la inmigración y desvelar hasta qué punto la opacidad forma parte integrante de sus mecanismos. “Veremos hasta qué nivel contestan a las preguntas”, afirman desde Access Info. El período medio de respuesta administrativa en Europa es de alrededor de 15 días. Este es el plazo que la organización considera razonable. Más allá de un mes, afirma Medland, “no sería justificable”.

La mayoría de países preguntados cuentan con leyes que garantizan el derecho de acceso a la información pública y, por tanto, tienen la obligación de contestar. No es el caso, sin embargo, de Chipre, Luxemburgo y, también, España, cuya primera y muy polémica y criticada ley de transparencia se está debatiendo desde hace meses en el Congreso con opacidad, según denuncian Access Info Europe y dos plataformas españolas que trabajan para erradicar el secretismo de la administración, Fundación Civio y Qué hacen los diputados.

 

(En la foto, Yussif Idriss en el CIE de Zona Franca, Barcelona, en enero pasado. Tanto él como Sánder, Reduán y Khadima, los cuatro protagonistas de la crónica que escribí, consiguieron ser liberados y recuperar sus vidas).

  1. […] Fuente: guerrerosdelteclado.wordpress.com […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: