lalisandi

“La transparencia tiene un efecto disuasorio sobre la corrupción”

In Aquí, Entrevistas on October 31, 2012 at 7:12 pm

vicky-224x300 El acceso a la información es un derecho fundamental reconocido por los tribunales internacionales de derechos humanos que todavía no está protegido y garantizado en España, el único país de la UE –salvo los minúsculos Chipre y Luxemburgo- que no cuenta con una legislación que lo regule. La información pública es pública, de todos, y debería estar al alcance de cualquiera que desee consultarla, pero el secretismo y el ocultamiento imperan en la administración, alimentan males como la corrupción, perjudican a la prensa y desarman al ciudadano. De eso, de la ley de Transparencia, Acceso a la información Pública y Buen Gobierno que está tramitando el Parlamento español y mucho más se habló este sábado en el Free Culture Forum. Access Info Europe, que fue condenada el lunes por el Tribunal Supremo a pagar 3.000 en costas solo por preguntar al Gobierno qué medidas toma para luchar (precisamente) contra la corrupción, fue una de las organizaciones que participaron. Lo hizo junto a otras iniciativas ciudadadas nacidas para echar luz en los asuntos públicos, como Sueldos Públicos , Discursia o Qué hacen los diputados. Ahí va la conversación que sostuve con Vicky Anderica, coordinadora de campañas de la organización, de camino hacia una sesión de trabajo más. Access Info Europe forma parte de una coalición de 63 asociaciones de la sociedad civil que trabajan juntas desde 2006 para que se garantice por ley la transparencia.

¿Cuáles son los principales problemas del proyecto de ley de Transparencia que está tramitando el Parlamento? Yo destacaría tres problemas básicos: Uno, que no reconoce el derecho al acceso a la información como un derecho fundamental y ésto tiene consecuencias a la hora de garantizar y proteger el derecho. Dos, que excluye información, mucha información de diferentes instituciones públicas pero también tipos de información, informes, por ejemplo, qué es lo que justifica  cada una de las decisiones que se toman y lo que las respalda. Y tres, que no reconoce la creación de un órgano independiente que vele por la implementación del derecho al acceso a la información.

Llevamos muchos años de democracia como para que no esté regulado. ¿Ha habido una voluntad expresa de secretismo? En otros países que salieron también de regímenes dictatoriales, y me refiero por ejemplo a los que salieron de la Unión Soviética, una de las primeras cosas que se hicieron fue aprobar rápidamente este tipo de legislación, porque ayuda a entender lo que ha pasado y sobre todo que ciertos tipos de abusos no vuelvan a ocurrir.  Es una prioridad política y hasta ahora en España no la habido. Hubo una promesa del PSOE durante ocho años y en ocho años parece que no tuvieron tiempo de sacar esta ley. Yo lo de que no tienen tiempo no me lo creo y creo que simplemente no fue una prioridad. Para este gobierno parece que sí lo es, pero el problema es que para nosotros esta ley no es una ley de transparencia sino que incluye la parte de buen gobierno y la parte de transparencia es una respaldo a las medidas sancionadoras que trae esta ley en el capítulo de gobierno abierto y ya está, pero no existe este reconocimiento general de que todo es transparente y todo es accesible.

Access Info Europe ha sido consultada por el Gobierno en el proceso de elaboración de la ley. Sí, con el anterior gobierno, del Partido Socialista, tuvimos dos reuniones con el ministro Ramón Jáuregui y con técnicos de su gabinete antes de que él fuera ministro. Y en el nuevo gobierno del PP, el secretario de estado José Luis Ayllón nos ha llamado, hemos estado también dos veces en Moncloa y hemos coincidido también en algunos eventos y ha habido más comunicación, bastante buena por su parte. En ese sentido no tenemos nada que reprochar, lo que sí se tiene que reprochar es que, al igual que la consulta pública que se hizo, a mi no me vale que me escuches, porque si me escuchas pero luego no vas a hacer absolutamente nada con lo que te digo, es frustrante. Para mí es como el que pone un tablón de anuncios y ya está. No es suficiente.

¿Se podría decir que la ocultación de información forma parte de nuestra cultura política? La mayoría de los funcionarios no tienen ninguna intención de ocultar nada. Lo que creo que pasa es que la mayoría no saben cómo publicar la información. Lo que sí hay es la sensación de publicar información que no debes y ante el miedo de ser sancionado decides no publicar. También es verdad que nuestros politicos y los altos cargos que toman decisiones sí que quieren ocultar cómo las toman, las reuniones que tienen, con quién las tienen, qué decisiones se toman. Ahí, a nivel de alto cargo y de toma de decisiones, sí hay mas intención de no ser transparente. El resto, el funcionario de a pie, creo que hará lo que se le diga en el buen sentido de la palabra y hoy por hoy se le dice que no publique información, la ley se lo dice.

¿Cuáles son los principales problemas que se derivan de no tener una ley de acceso a la información? Hay muchísimo problemas. Voy a empezar por la corrupción porque es el primero que siempre se nos pasa por la cabeza. La transparencia tiene un efecto disuasorio sobre la corrupción. Si tú sabes que toda la información que manejas, que todas las decisiones que tomas, todos los emails que escribes van a ser públicos, tendrás mucho cuidado de cómo los escribes, los harás muy bien, y sobre todo, no cometerás ningún tipo de irregularidad. Para la corrupción es fundamental, pero es fundamental también para poder proteger realmente nuestros derechos. Si yo no sé en qué condiciones están los centros de internamiento de extranjeros, ¿cómo voy a luchar para que mejoren? Esto un ejemplo como cualquier otro. Es fundamental también para que haya una prensa rigurosa y más imparcial también: en España muchas veces se publican cosas que no acaban de estar del todo contrastadas y esto es porque nuestras fuentes tienen que ser casi verbales y eso lleva a muchos errores. Si tienes un documento que respalda lo que dices no hay ninguna duda. Si sé que este hospital debería haber costado tanto pero ha costado tanto, si tengo la ejecución del gasto, no tendré ninguna duda. Si no tengo el documento, serán rumores. También es fundamental para que podamos tomar decisiones en nuestro día a dia. ¿Cómo puedo elegir el colegio de mis hijos o la residencia para mi padre o mi madre? Yo quiero la mejor, la que no tenga ningun tipo de sanciones por cuestiones de sanidad, por supuesto por maltrato, imagínate. Todos esos datos deberían ser publicos. La información nos hace falta para todo. Y sobre todo, ¿cómo voy a elegir al siguiente representante o a mi siguiente gobierno si no sé lo que ha hecho en la legislatura anterior, si no sé dónde se ha gastado el dinero o qué decisiones ha tomado? No puedo ni siquiera ejercer ese derecho tan básico que es el único derecho de participación que tenemos realmente en España. La información es fundamental para todo lo que nos rodea.

¿Por qué la Unión Europea no exige mayor transparencia a España? La Unión Europea sólo regula cuestiones cuyas competencias están cedidas y la gestión de la información de cada una de las administraciones públicas no lo está. Lo único que hay es que las instituciones europeas regulan el acceso a la información que hay en sus instituciones y es información accesible: de hecho, tienen que contestar en quince días y funciona muy bien. Por ello lo que yo he recomendado es que cuando una persona quiera hacer una pregunta a una institución española, si no le contestan que intente hacer esa pregunta a la institución europea que corresponda porque ellos tienen la obligación de contestar, y si tienen esa información te la tienen que dar aunque no la hayan producido ellos. El derecho al acceso a la información de las instituciones europeas es el derecho al acceso a la información creada, almacenada y registrada en sus instituciones con lo cual si el ministerio del Interior español ha mandado un informe sobre criminalidad a la Comisión Europea, la Comision tiene ese informe y tiene la obligación de dártelo. Y si el ministerio no te lo da, te lo dará la Comisión.

O sea, es mas fácil conseguir la información yendo directamente a la Comisión. Sí. Lo que pasa es que siempre hay que intentar  solicitar la información a nuestras instituciones, porque es como debería ser y tenemos que exigir nuestros derechos y la mejor forma de implantar un derecho es ejerciéndolo.

¿Qué herramientas utiliza Access Info Europe? Por un lado trabajamos el lobby, es decir, somos un grupo de interés que lucha para que se apruebe una ley que sea como nosotros queremos que sea. En ese sentido, hablar con políticos, convencerles de esa idea, intentar que ellos convenzan a su partido de nuestra idea y que salga esa ley adelante. Hacemos monitoreos para saber cuál es el nivel de transparencia. Cada año hacemos distintos monitoreos que dan datos sobre el nivel de acceso a la información de España y suelen ser monitoreos que hacemos con otras organizaciones, porque el derecho al acceso a la información es un derecho instrumental, entonces nosotros quizá hacemos reguntas sobre medio ambiente y luego las interpreta otra organización, Amigos de la tierra o quien sea. Siempre trabajamos así. Y toda la parte de concienciación: cursos a periodistas, cursos a cualquier ámbito de la sociedad, participar en foros donde podamos dar a conocer nuestra campaña, escribir en la premsa, dar la tabarra a los periodistas para que nos publiquen más sobre nuestra campaña. Son las tres líneas de actuación básicas para intentar que el derecho al acceso a la información se implemente legalmente, en la teoría, pero también en la práctica, porque hace falta que la gente lo conozca y lo use para que se implemente bien.

¿Y qué herramientas digitales?  Creamos Tu derecho a saber [en colaboración con la Fundación Civio] que es una plataforma para poder solicitar información a cualquier institución pública de forma muy sencilla. También existe la misma versión para la Unión Europea, y eso nos sirve precisamente para hacer todo este tipo de monitereos de forma completamente automátizada y para que esas preguntas sean mucho más variadas y por lo tanto el monitoreo mucho más rico, porque es lo que interesa a la gente saber y lo que necesita saber para su día a día. A nivel de herramientas tecnológicas yo diría que esa es la que más utilizamos y por la que apostamos. Y hacemos campañas para que cada vez más países tengan esa herramienta. El software es de código abierto y cualquiera puede implementarlo. Lo acaban de hacer en Uruguay, y la verdad es que funciona muy bien.

¿Los ciudadanos son conscientes que existe y la usan? ¿Cómo valoras el nivel de participación? Bueno, es muy minoritaria, al igual que nuestro trabajo. Yo creo que somo pequeñitos y que por lo tanto el impacto que tenemos es proporcional con el tamaño de nuestra organización. Sí es verdad que últimamente tenemos más impacto porque la transparencia es un tema que está de moda, pero siguen siendo pocos los usuarios. Ten en cuenta que en el Reino Unido ya se han hecho 120.000 solicitudes en cuatro años, que es un volumen altísimo porque la gente participa mucho. Yo creo que nos queda mucho trabajo por hacer en ese sentido y por eso necesitamos ayuda, el boca boca, que la gente nos ayude a difundirlo.

Hoy se han presentado bastantes iniciativas en este sentido. ¿Cómo ves las posibilidades y las necesidades de colaboración entre todas? La línea de trabajo es la misma: queremos más transparencia y la queremos de verdad. Cada uno de nosotros trabajamos en un ámbito muy concreto. Yo quizá tengo la visión un poco más general pero todos ellos conocen muy bien, mucho mejor que yo, lo que necesitan para su ámbito de trabajo. Los que trabajan en el Parlamento saben qué información quieren y cuál es la que necesitan y eso nos puede ayudar. Tenemos que trabajar juntos para exigir que toda la información que ellos necesitan la tengamos pública. “Sueldos públicos” ellos saben perfectamente como son los contratos, cuáles son las pagas de cada uno de los funcionarios, y yo esa información no la tengo, ellos pueden enriquecer la remisión de cuentas que yo puedo exigir en esa ley. Pero el mensaje es el mismo: todos quieren más transparencia y todos consideran que desde luego la información que hay no es suficiente.

Muchas son iniciativas ciudadanas. ¿No dice eso mucho en detrimento de la clase política y los medios de comunicación? Yo creo que dice mucho más de esas personas. Todos los que nos dedicamos a esto a nivel profesional y personal lo hacemos porque no podemos dejar de hacerlo. Creo que más que hacer un reconocimiento negativo hay que hacer uno positivo. Los políticos no lo pueden hacer todo y tampoco se les ocurre que lo pueden hacer todo. Hay un dicho en open data que la mejor idea para usar tus datos siempre la tiene otro y yo creo que eso se puede trasladar aquí, porque los políticos más que ser culpables de no aplicar estas aplicaciones son culpables de no escuchar que las hemos creado y ayudarnos a difundirlas porque generan un bien común. Más que nos regañen, que nos dejen volar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: